👁Visitas: 4120403

Nuria-Piera

Nuria Piera: «Uno se siente molesto, indignado, pero no es una sorpresa»

La periodista Nuria Piera realizaba varios trabajos de investigación al momento en que su teléfono celular fue infectado con el software Pegasus para espionaje, según un reporte de Amnistía Internacional.

En declaraciones a EFE, Nuria Piera explicó que en aquellos momentos investigaba posibles actos de corrupción por parte de miembros del Gobierno, como el ahora exministro Donald Guerrero, y de las fuerzas del orden y también denuncias sobre acoso sexual en la Cámara de Cuentas, unos trabajos periodísticos que, según un comunicado de AI, eran “sensibles y de gran repercusión».

“Uno se siente molesto, indignado, pero no es una sorpresa, uno vive con esa neurosis” ante la posibilidad de ser espiado, dijo Piera. En su caso, le llegó extraoficialmente la información de que había sido espiada y ahora, cuando Amnistía lo ha confirmado, “ves que la sospecha se convierte en realidad (…) y que se utiliza esa vigilancia para intereses muy particulares de las autoridades”, afirmó la periodista, quien no ha decidido aún si tomará medidas debido a las dificultades para demostrar y obtener reparación frente a estos hechos en República Dominicana.

Al margen de la libertad de prensa y la seguridad personal, a Piera le preocupa mucho la “situación difícil” de las fuentes con las que se trabaja cuando un periodista es espiado y también de cara a futuros informantes.

En una investigación publicada este 3 de mayo con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, se revela que el análisis del Laboratorio sobre Seguridad de AI confirmó que un dispositivo móvil de Piera fue infectado por Pegasus en tres ocasiones, entre 2020 y 2021.

En concreto, esta organización defensora de los derechos humanos encontró indicios de que el dispositivo había sido blanco de Pegasus por primera vez el 20 de julio de 2020, lo que se repitió en torno al 8 de septiembre de 2021 y el 1 de octubre, lo que confirmó el laboratorio interdisciplinar Citizen Lab.

En declaraciones a EFE, Nuria Piera explicó que en aquellos momentos investigaba posibles actos de corrupción por parte de miembros del Gobierno, como el ahora exministro Donald Guerrero, y de las fuerzas del orden y también denuncias sobre acoso sexual en la Cámara de Cuentas, unos trabajos periodísticos que, según un comunicado de AI, eran “sensibles y de gran repercusión».

AMNISTÍA PIDE UNA INVESTIGACIÓN INDEPENDIENTE

Amnistía Internacional instó a las autoridades dominicanas a llevar a cabo “sin demora una investigación independiente, imparcial y transparente sobre la vigilancia selectiva ilegítima de periodistas”, incluido el ataque de Pegasus a Piera.

“Dado que la vigilancia plantea enormes riesgos para la seguridad física y el bienestar mental de quienes ejercen el periodismo y puede poner en peligro a sus fuentes, colegas, amistades y familiares, las autoridades dominicanas deben investigar con carácter inmediato este caso y disponer salvaguardias efectivas para proteger a estas personas e impedir que estos hechos se repitan”, afirmó Elina Castillo Jiménez, investigadora de vigilancia digital de Amnistía Internacional.

La Procuraduría General de la República de República Dominicana y el Ministerio de Interior y Policía aseguraron a AI que no han comprado ni usado Pegasus durante el mandato actual, que comenzó en agosto de 2020.

En los momentos en que se detectaron los ataques de Pegasus a Piera estaba en el poder primero el Gobierno de Danilo Medina y luego el actual Ejecutivo que preside Luis Abinader.

Con el ataque a Piera, señaló la directora de Amnistía Internacional para las Américas, Erika Guevara Rosas, “República Dominicana se suma a la lista de países en los que se utiliza software espía para silenciar e intimidar a periodistas valientes.

Tras haber expuesto ya múltiples casos en México y El Salvador, seguiremos investigando cualquier indicio que apunte a posibles nuevos usos de Pegasus en República Dominicana». Al menos en dieciocho países se ha confirmado mediante análisis forenses que se estaba atacando a periodistas con software espía, aunque, alerta AI, “es probable que la magnitud real de este abuso de la tecnología de vigilancia sea muy superior».

Ante estas situaciones, Amnistía pide a los Estados que adopten con urgencia una moratoria global sobre este tipo de programas.

Tomado de EFE

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *