👁Visitas: 4086657

IWD2023-WebBanner-1200x800

8 de Marzo, más allá de un simple festejo

De entre todos los obstáculos a los que se ha enfrentado la mujer por siglos para que se les reconozca su valor en la sociedad, quizá el más actual está ligado a las nuevas tecnologías, un campo científico en el que nunca han sido bienvenidas, y mucho menos bien valoradas.

Sin embargo, las mujeres han hecho incalculables contribuciones al mundo digital en lo que se refiere a la realidad virtual y la inteligencia artificial, que está cada vez más presente en nuestra vida. Los suyos han sido logros contra todo pronóstico.

No obstante, hoy en día la persistencia de la brecha de género en el acceso digital impide a las mujeres disfrutar a plenitud del potencial de la tecnología.

Su infrarrepresentación profesional y académica en las disciplinas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, sigue siendo un importante obstáculo para su participación en la gobernanza y el diseño de la tecnología. Y la omnipresente amenaza de la violencia de género en línea —combinada con la falta de amparo legal— las obliga a menudo a abandonar los espacios digitales que ocupan, según alega ONUMUJERES desde su sitio web online.

Afortunadamente, al mismo tiempo la propia tecnología digital está abriendo puertas para el empoderamiento de las mujeres, las niñas y otros grupos marginados en todo el mundo. Desde la formación digital sensible al género a los servicios de salud reproductiva y sexual facilitados por la tecnología.

La era digital ofrece una oportunidad sin precedentes para acabar con todas las formas de disparidad y desigualdad.

Es por ello que en este Día Internacional de la Mujer, el llamado es a los gobiernos, a los movimientos activistas y al sector privado para acelerar sus esfuerzos por conseguir un mundo digital más seguro, más inclusivo y más equitativo; de ahí que la campaña de la Organización de Naciones Unidas este año, se una este 8 de marzo bajo el lema “Por un mundo digital inclusivo: Innovación y tecnología para la igualdad de género”.

Porque el Día Internacional de la Mujer debemos verlo más que como una jornada para el homenaje, como un recordatorio de que las mujeres, merecen una oportunidad para transformarse y empoderarse en todos los entornos, ya sean rurales o urbanos, de reconocer a las personas activistas que trabajan sin descanso para reivindicar los derechos de las mujeres y conseguir que estas desarrollen su pleno potencial.

Que el 8M sea un día para recordar la importancia de la lucha continua de las mujeres por la igualdad de derechos. Que no sea solo un día para felicitar y regalar flores, sino también para reflexionar y darnos cuenta de que los logros de las mujeres van mucho más allá de la maternidad y encausamiento del hogar.

Hoy es un día para valorar a todas las mujeres desde todas sus diferentes trincheras, para celebrar la diversidad de mujeres y sus luchas.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *