Inicio Deportes Uruguay se lleva la lección del Mundial

Uruguay se lleva la lección del Mundial

120
0

El fútbol es un deporte caprichoso. Y si no, que se lo cuenten a Uruguay. Cuando su futuro en el Mundial de Qatar 2022 pendía de un hilo, el funámbulo Luis Suárez, que realizó su último truco de acróbata con la ’Celeste', apareció de nada para obrar un milagro que se terminó marchitando en el minuto 91 del otro encuentro del grupo H. El 'Pistolero' se derrumbaba por completo en el banquillo del Al Janoub Stadium al mismo tiempo que Hee-Chan Hwang se convertía en el villano de los sueños de Uruguay. Unas lágrimas que ya son parte de la historia de esta Copa del Mundo.

Y es que Uruguay se llevó de recuerdo toda una lección universal en el mundo del fútbol: especular con el resultado nunca es una buena idea. En el minuto 32 ya iban 0-2 en el marcador y, con pie y medio en la siguiente ronda, se dejaron llevar en la segunda parte viendo que Corea del Sur no era capaz de derrotar a Portugal. A toro pasado siempre es fácil hablar, pero es que un gol de la selección de Paulo Bento era suficiente para mandar a casa a la 'Celeste'. El resto de la historia simplemente narra la caída al abismo de la selección de Diego Alonso.

La sed de venganza de Ghana, que les bastaba un empate para pasar de ronda, quedó en un mero intento tras chocarse de lleno con el '9′ uruguayo, que no tuvo piedad para cargarse otra vez al equipo africano… como en el Mundial de Sudáfrica 2010, donde sacó el balón bajo palos con las manos. Una parada que se 'asemeja' a los dos regalos que recibió De Arrascaeta para firmar un espectacular doblete en tan sólo seis minutos.

Los hombres de Addo tuvieron en las botas de André Ayeew el 1-0, tras un claro penalti de Rochet sobre Kudus, y no solo vio como perdía la oportunidad, sino que en la siguiente juega se encontraba por debajo en el marcador. En esta ocasión no hizo falta que el pistolero Suárez sacase su fusil a pasear. Controló el balón dentro del área, tras un error garrafal de la defensa ghanesa, 'pausita' para el café y su disparo, que lo detuvo Ati-Zigi con muchas dificultades, lo acabó mandando De Arrascaeta al fondo de la red tras cazar el rechace. Minutos más tarde, el mismo protagonista firmaría el 0-2 tras una sutil asistencia de Luis Suárez, que bajó el esférico al piso con excesiva clase. Y es que hay cosas que uno nunca pierde ni con el paso del tiempo.

Necesitaba un gol más Uruguay para no mirar de reojo al otro encuentro, pero el que apareció fue el coreano Hee-Chan Hwang para rubricar el caos en el Al Janoub Stadium. El 2-1 de Corea del Sur desató todo un vendaval sobre el área de Ghana que duró más de 15 minutos, ya que la segunda parte del Ghana-Uruguay había empezado con siete minutos de retraso comparado con el otro partido. Algo que la FIFA tendría que corregir en los siguientes partidos.

En los últimos minutos, la locura se apoderó del fútbol y las ocasiones se fueron agolpando en las dos porterías. Cavani la tuvo de cabeza e incluso estuvo cerca de provocar un polémico penalti en el que el VAR no quiso ni entrar. Al final, sonrieron los africanos, que a pesar de caer eliminados, firmaron su venganza. La selección de Uruguay se despidió del Mundial, eliminada en la fase de grupos veinte años después -también cayó en esta ronda en Japón y Corea 2002– y por cuarta vez en su historia. Además, el pitido final sacó a la luz la peor cara de varios futbolista del equipo charrúa tras ir a por el colegiado alemán Daniel Sibert, que tuvo que abandonar el terreno de juego de manera precipitada.

Tomado de Marca

Artículo anteriorBiden y Macron acuerdan buscar juntos una salida a la guerra en Ucrania
Artículo siguienteTremendo rebú en la policía, Comicionado para la reforma acusa de corrupción a todos los jefes de PN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí