El mercado fronterizo de Dajabón se realiza este viernes en calma y bajo una estrecha vigilancia militar que incluye tanquetas y decenas de militares fuertemente armados, tras los incidentes ocurridos ayer en la zona franca de Codevi, en Juana Méndez, del lado haitiano.

Los haitianos que residen en poblaciones cercanas a la frontera con Dajabón están cruzando, compran sus alimentos y regresan a su país.

Aunque hay menos compradores que en otras ocasiones, ya que en Cabo Haitiano los residentes temen que cuando crucen a territorio dominicano, en su ruta de retorno le cierren la carretera.

Haitianos de Juana Méndez dicen que en su pueblo la situación es en calma.

Tanquetas transitan en las periferias del mercado. Los miembros del Ejército de República Dominicana permanecen comandados por coronel Rosario Pérez.

Fuerzas Armadas vigilan la frontera domínico-haitiana, por la provincia Dajabón

El comandante Rosario Pérez expresó que todo está tranquilo del lado dominicano y que la vigilancia está reforzada para eludir cualquier situación. Que permanecen alerta y resguardando el territorio dominicano.

La tarde del jueves un conjunto de haitianos irrumpió violentamente en las instalaciones de la Corporación de Desarrollo Industrial (Codevi), situada en Juana Méndez, fronteriza con Dajabón, ocasionando destrozos en piezas relevantes de la composición.

La dirección del parque industrial ordenó despachar al personal “debido al ingreso de desaprensivos, para ocasionar disturbios”.

Artículo anteriorChina presenta el primer lobo ártico clonado del mundo
Artículo siguiente“El 16 de octubre se abre el camino para que un PLD renovado asuma las riendas del Palacio Nacional”, afirma Abel Martínez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí